Colágeno: Todo lo que debes saber sobre sus beneficios

encontrar colageno

El colágeno es la principal proteína de construcción de todos los organismos animales, incluidos los humanos. Realiza funciones estructurales en prácticamente todos los tejidos, constituyendo así aproximadamente 1/3 de todas las proteínas del organismo. Echemos un vistazo más de cerca a su estructura, funciones y aplicación.

El colágeno, como una proteína tan común, se considera un factor característico del mundo animal, un indicador de pertenencia a organismos animales. Esta ubicuidad muestra, paradójicamente, su singularidad. La estructura y las funciones inusuales y complicadas que realiza el cuerpo han sido objeto de investigación por parte de los científicos durante décadas, mostrando el enorme potencial de esta proteína para las industrias farmacéutica y cosmética y para diversas ramas de la medicina.

Colágeno: ¿qué es?

El colágeno es un polímero natural extremadamente importante . Es el componente principal de la matriz extracelular de la mayoría de los tejidos animales, pero principalmente el tejido conectivo, que es el soporte y protección de los órganos y la base del sistema pasivo del sistema musculoesquelético. La síntesis de colágeno tiene lugar principalmente en los fibroblastos y se compone únicamente de aminoácidos endógenos.

Colagenosis

Las enfermedades sistémicas del tejido conectivo se llamaban anteriormente colagenosis. Ahora se sabe que los procesos patológicos también involucran a otros componentes del tejido conectivo, no solo al colágeno. Estas enfermedades inflamatorias autoinmunes incluyen p. Ej.artritis reumatoide (AR), lupus eritematoso sistémico, síndrome de Sjögren, esclerodermia sistémica.

Colágeno – estructura

Las proteínas de colágeno forman estructuras características, las llamadas Cuerdas: superhelises estirados para diestros, que resultan del enrollamiento de tres cadenas polipeptídicas simples para zurdos alrededor de un eje común. Cada cadena contiene aproximadamente 1050 aminoácidos, 30% de los cuales es glicina y aproximadamente 20-25% de iminoácidos cíclicos (ácidos iminocarboxílicos): prolina e hidroxiprolina. Esta triple hélice con una longitud de 300 nm y un diámetro de 1,5 nm es la unidad estructural básica del colágeno y se denomina tropocolágeno. En los extremos de esta estructura se encuentran los telopéptidos, estructuras responsables de la inmunogenicidad de una proteína. Los superhelises de colágeno son extremadamente resistentes a todas las proteasas. Solo se degradan bajo la influencia de una enzima, la colagenasa.

El colágeno crea diversas estructuras de orden superior, por ejemplo, fibras de colágeno estrechamente organizadas o sistemas de redes.

Tipos de colágeno

Hasta ahora, se han descubierto 29 tipos de colágeno en tejidos humanos, que difieren en sus funciones, estructura, ubicación y contenido en los tejidos.

El colágeno tipo I es el más conocido. Esta proteína se encuentra en la piel y el tejido subcutáneo, los tendones, los huesos, las arterias y la córnea, así como en el tejido que produce el tejido cicatricial. El conocido colágeno de tipo II también se encuentra exclusivamente en el cartílago. Crea fibras comunes con colágeno tipo XI. Los tipos restantes se localizan, por ejemplo, en músculos esqueléticos, útero, intestinos, vejiga, cerebro, corazón, riñones, cordón umbilical, amnios y muchos otros.

Colágeno – acción y propiedades

La función principal de las proteínas de colágeno es mantener la integridad estructural de los tejidos y órganos. No solo llena el espacio entre las células, sino que también asegura la resistencia mecánica del tejido: dureza, elasticidad, flexibilidad y rigidez. El colágeno se une al agua en los tejidos, participa en el proceso de coagulación de la sangre, en los procesos de regeneración: cicatrización de heridas, formación de cicatrices y fusión ósea después de fracturas.

Afecta los procesos de renovación celular de la piel y mantiene un nivel adecuado de su hidratación, lo que se refleja en su estado, apariencia y elasticidad.

El colágeno permite una mejor absorción de minerales , aumentando la densidad ósea (la matriz extracelular ósea está formada por un 90% de colágeno y sus conexiones con calcio, magnesio y fósforo). También apoya los procesos de protección y reparación en el tejido del cartílago, reduce la actividad de las enzimas responsables de la inflamación y el dolor.

El uso de colágeno

Debido a su biocompatibilidad con todos los organismos vivos, su no toxicidad, biodegradabilidad, propiedades biológicas y distribución, el colágeno natural se usa ampliamente en farmacia y medicina como biomaterial y tiene un gran impacto en el desarrollo de campos como la medicina regenerativa y la ingeniería de tejidos. Para suprimir el efecto inmunogénico de los colágenos en productos médicos, se produce atelocolágeno: un tropocolágeno desprovisto de telopéptidos.

Hilos quirúrgicos, compresas y esponjas utilizadas en el tratamiento de heridas y quemaduras, comprimidos y minigránulos que actúan como portadores de proteínas, interferones, factores de crecimiento y ácidos nucleicos en varios tipos de sistemas de administración de fármacos (DDS), implantes. Se utilizan en cirugía dental, en el tratamiento de defectos óseos y cartilaginosos, en cirugía ortopédica (por ejemplo, de la articulación de la rodilla), en el tratamiento de defectos corneales e incluso en la administración de fármacos en la superficie del ojo. Los andamios de colágeno pueden ser un método para tratar enfermedades del sistema genitourinario, regenerando los tejidos de las cuerdas vocales. Las fibras de colágeno sintéticas y recombinantes también se utilizan, por ejemplo, en nanotecnología y biomedicina.

Te recomendamos leer: https://nosotraselblog.cl/manicura-gratis/

¿Dónde encontrar colágeno?

La fuente del colágeno son los productos de origen animal: vacuno, cerdo, pescado, calamar y pulpo. Se puede obtener de huesos, pieles y tendones de animales.

¿Qué más contiene el colágeno ? Por supuesto, en numerosas preparaciones farmacéuticas y suplementos dietéticos, un grupo importante de los cuales son los hidrolizados de colágeno. Estos son productos que contienen los aminoácidos componentes clave del colágeno, que el cuerpo absorbe y asimila fácilmente.

Deficiencia de colágeno: efectos y síntomas

El colágeno se sintetiza y degrada constantemente en el espacio extracelular. En un organismo joven y sano, este polímero natural se reemplaza regularmente: aproximadamente 3 kg / año. Los estrógenos juegan un papel importante en la síntesis, insulina y hormonas tiroideas. Con el paso de los años, la capacidad de regenerar las fibras de colágeno disminuye o incluso desaparece. Las fibras de colágeno se vuelven más delgadas y fragmentadas.

¡El nivel de colágeno en el cuerpo disminuye a partir de los 25 años! Después de los 50 años, hay una fuerte caída en la síntesis, pero después de los 60 cesa por completo. En las mujeres, la menopausia también interrumpe la biosíntesis de esta proteína.

La destrucción de las fibras de colágeno y las alteraciones en su síntesis también pueden ocurrir bajo la influencia de una mayor actividad física, cargas mecánicas, trastornos hormonales, muchas enfermedades, estrés, exposición excesiva al sol, temperatura demasiado alta o demasiado baja. Como puede ver, por lo tanto, no es un proceso que dependa únicamente de la edad.

Las deficiencias de colágeno resultantes se reflejan en el deterioro del estado de uñas y piel, que pierde firmeza, elasticidad, se deshidrata y aparecen arrugas y surcos. El cabello se vuelve delgado, quebradizo y seco, la caída del cabello aumenta. Los huesos se vuelven más frágiles y más propensos a fracturas. La condición del cartílago articular se deteriora, hay dolor y dificultad para moverse. Además, los vasos sanguíneos y linfáticos funcionan peor, hay dificultades en el funcionamiento de muchos órganos.

Comparte

Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp

Te recomendamos

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.